miércoles, 14 de enero de 2015

Revistas de historia: enero de 2015.




Aunque a veces nos parezcan dos mundos distintos, Grecia y Egipto, la cultura clásica occidental y la gran civilización nacida en esa estrecha isla verde en medio del desierto que es el Nilo, siempre estuvieron interconectados, desde su mismo origen. Historia Nacional Geographic nos recuerda esta realidad en uno de sus artículos más interesantes del número de este mes. 

Otro grupo “periférico” a ese mundo clásico fue el de los Escitas, amalgama de pueblos que vagaron por las estepas de la Europa oriental, entrando en conflicto e impregnándose de la cultura griega, persa y de los otros pueblos “civilizados” que limitaban con su inmenso y despoblado territorio, hasta el mismísimo Egipto e, incluso, la India.

La muerte de César ocupa la portada y el tema central de la revista. Pocos acontecimientos históricos son tan conocidos y tan manipulados, desde el mismo momento en que se produjeron. Marco Antonio demostró una habilidad política en los días que sucedieron a la muerte del dictador solo comparable a la ineptitud de sus aristocráticos asesinos, incapaces de comprender que el pueblo de Roma, del que en realidad nada sabían, puede que no sintonizara con la deriva autoritaria del régimen de Cesar, pero por encima de todo odiaba la república oligárquica y corrupta que ellos aspiraban a restaurar. La carta de Cicerón a Ático que recoge el artículo es uno de los análisis políticos más certeros que se han escrito sobre los acontecimientos de aquellos días.

El descubrimiento de tres nuevos e impresionantes mosaicos romanos en la ciudad turca de Zeugma completa la oferta clásica de la revista.

El final del drama que se inició con la sangrienta muerte de Cesar lo podemos encontrar en Historia y Vida: Actium, la batalla naval en la que, después de más de una década de lucha por el poder, Octavio acabó con Antonio y dio inicio al imperio.

Vive la Historia dedica su portada y su artículo más extenso a la rebelión de Espartaco, centrándose en la figura de este gladiador que dirigió una revuelta de esclavos cuyos ecos, al contrario que los de tantas que se produjeron en aquella época, aún resuenan entre nosotros. Quizás porque su líder y las ideas que lo animaron fueron diferentes, y aspiraba a algo más que a revertir su posición en una sociedad divida entre amos y esclavos.

La Aventura de la Historia, por último, nos cuenta cómo era la vida en un castro celta.

No nos vamos a despedir sin comentaros el nacimiento de iHistoria, la revista digital que lanzan nuestros amigos de Historias de la Historia. Les deseamos el mayor de lo éxitos en su nueva aventura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada