miércoles, 10 de julio de 2013

Revistas de historia: julio 2013.



El sol tiene algo maravilloso: la sombra, el mejor lugar del mundo para leer. Con el fin de que podáis aprovecharlo os ofrecemos un breve resumen de lo que traen las revistas de historia este tórrido mes de julio.


Muy Historia parece haber pensado en todos aquellos que están disfrutando de las playas, y dedica su número a la historia de Mediterráneo, el mar en el que empezó todo. Ideal para saber dónde se está bañando uno.

Historia de Iberia Vieja nos habla del culto a Isis en Hispania, una diosa que, como tantas otras cosas divinas y humanas, nos llegó, precisamente, a través de ese mar.

La Aventura de la Historia asegura, de la mano de José Miguel Parra, que el primer alfabeto no fue invención de los fenicios, sino de los egipcios, y más concretamente de los cananeos que trabajaban para ellos (sí, seguimos en el Mediterráneo).

Clío, por su lado, nos cuenta cómo pudo ser un día en la vida cotidiana de un romano.

Desperta Ferro, con su habitual precisión, se centra en la figura y las campañas de Justiniano I, llamado el Grande, que soñó con reconstruir el extinto Imperio Romano de occidente y estuvo cerca de lograrlo, dedicando a ello todos los recursos de su reino, Bizancio, la Roma oriental.

Historia National Geographic vuelve a no defraudarnos. Pompeya, su descubrimiento y recuperación, ocupa la portada y la parte central del número. Acompañándola hay toda una serie de reportajes sobre temas quizás menos populares, pero de gran interés:

Muchos habéis oído hablar de las grandes minas de Hispania en la antigüedad e, incluso, habréis visitado alguno de sus yacimientos; si es así estamos seguros que, en algún momento, esta pregunta habrá pasado por vuestras cabezas: ¿cómo era la vida de las personas que trabajaban aquí? Pues N.H.G. os lo explica.

Cuando las naciones claman entusiasmadas al declarar una guerra raramente imaginan, de verdad, lo que las espera. Este fue, sin duda, el caso de Atenas y Esparta al iniciar una contienda devastadora que habría de durar casi tres décadas y que, a la postre, acabaría con el poder de ambos estados. La primera constatación de que los sistemas de alianzas militares destinados a asegurar la “destrucción mutua” de los oponentes en caso de guerra suelen cumplir perfectamente su función: todos terminan aniquilados. Cómo se gestó el conflicto y el papel de Pericles como instigador del mismo es lo que nos cuenta el siguiente artículo. No perderse los dibujos que se han encontrado decorando una vasija y que, en forma casi de comic, narran el primer episodio de esta lucha suicida.

Y hay más temas que merecen ser destacados, pero a mí me ha gustado en especial el dedicado al origen de las matemáticas. Para leer despacio.



Disfrutar leyendo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada