martes, 17 de febrero de 2015

Revistas de historia: febrero de 2015.



Muy Historia dedica un número especial a la edad de oro de Atenas, la polis que marcó, más que ninguna de las otras ciudades griegas, eso que hemos dado en llamar la Civilización Occidental. Política, educación, milicia, arte, vida cotidiana, ocio, el gran Pericles… Y un artículo que, para mí, resume como pocos lo que Atenas, con sus luces y sus sombras, nos legó: La cultura de un pueblo libre.

Desperta Ferro Antigua y Medieval se centra en un periodo muy concreto de la vida de Alejandro Magno, De Pella a Issos. Es decir, de ser un príncipe macedonio a vencedor del mayor imperio conocido en su época.

Historia National Geographic es una apuesta segura; nunca se olvida del mundo clásico y este mes no podía ser una excepción.

Para empezar el descubrimiento de una magnífica estatua de Horus en la villa Adriana y, siguiendo con los yacimientos, Cancho Roano, un conjunto de edificios de la edad de hierro extraordinariamente conservados en Extremadura. Luego la educación de los niños en la antigua Grecia, con similitudes y grandes diferencias de una polis a otra, como no podía ser de otra manera, pero siempre con un objetivo común: crear ciudadanos libres. Otra cosa que heredamos de la Grecia Clásica son los cánones de belleza, y nada los refleja tan bien como la escultura. Desde la rigidez arcaica a la expresividad realista helenística, pasando por la belleza idealizada del esplendor de las polis, los grandes artistas y sus obras son presentados ante nosotros. Un solo pero a este artículo, su reconstrucción de la policromía de las figuras me parece que peca de demasiado plana y simplista en una civilización con tan grandes pintores como escultores. Y para acabar, nunca mejor dicho, una fecha infausta, el 8 de Agosto del 378, Adrianópolis, la gran derrota donde, de hecho, desapareció el ejército romano. A partir de aquel desastre Roma se vio obligada a confiar su defensa a otros, y, por tanto, a someterse a ellos.

La Aventura de la Historia nos habla a Zenobia, la inteligente y poderosa reina de Palmira, que jugando con habilidad entre dos gigantes en horas bajas, Roma y la Persia Sasánida, logró crear un imperio que abarcaba toda Asia Menor e incluso Egipto. Podría muy bien haber triunfado, de no cruzarse en su camino un guerrero tan excepcional como Aureliano. Fortuna siempre será una diosa caprichosa.

Vive la Historia dedica su portada a los 10 líderes militares más importantes, entre los que incluye, naturalmente, a Alejandro Magno y Gayo Julio Cesar. También nos recuerda la figura de Arquímedes, uno de esos genios que hizo dar a la ciencia un verdadero salto, y Cleopatra, cuyo ascenso al poder nos cuenta en uno de sus artículos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada