martes, 6 de agosto de 2013

Un verano muy romano en Tarragona


Tarraco Viva se consolida. El corresponsal de Tabula y la revista Stilus, Antoni Ramos, pudo comprobar en persona la popularidad del Festival Romano de Tarragona, que celebró su décimoquinta edición celebrada entre el 16 y el 26 de mayo. Los 450 actos que tuvieron lugar durante los diez días de actividad tienen continuación en las visitas dramatizadas que se pueden disfrutar hasta el 31 de agosto. Publicamos a continuación parte de su crónica, que aparecerá íntegra en el próximo número de Stilus.

Julio César y el final de la República fueron los elementos centrales en torno a los que se desarrolló la Tarraco Viva de 2013. Así, durante los diez días de certamen se llevaron a cabo conferencias, reconstrucciones y actividades relacionadas con la figura con la que se puso punto final a la República romana. Una de las grandes novedades de Tarraco Viva fue la reconstrucción del otorgamiento por parte de Julio César del rango de colonia a la ciudad de Tarraco. A cargo del grupo Projecte Phoenix, esta representación explicó a los asistentes el proceso seguido, así como la importancia que tuvo en este hecho el senador Publio Mucio Scevola, deductor elegido por César para convertir Tarraco en la Colonia Iulia Urbs Triumphalis Tarraco.

Entre las conferencias, hay que reseñar la del catedrático Joaquín Ruiz de Arbulo, que habló sobre el desafio de César al cruzar el Rubicón en el 49 a. C.; el investigador Antonio Monterroso explicó cómo era la Roma de César y Pompeyo; mientras que el profesor universitario Oriol Olesti descubrió la figura del gran rival de César, Pompeyo. También hubo representaciones de marionetas sobre el asesinato de César, lecturas dramatizadas de literatura romana o la representación de la Fabula Clodiana, que relata la relación adúltera entre Clodio y Pompeya Sila, segunda mujer de César.

La edición de este año tendrá continuidad temporal en 2014: Octavio Augusto y el Imperio serán los temas centrales del XVI Tarraco Viva, conmemorando de esta manera el bimilenario de la muerte del primer emperador romano, estrechamente vinculado a Tarraco ya que residió en la ciudad en los años 27 y 26 a. C. Dada la relevacia de la efeméride, el planteamiento de la organización es ampliar a tres fines de semana el festival, que además contará con un aumento en la inversión del Ayuntamiento de la ciudad.

Mientras llega una nueva cita con Tarraco Viva, aquellos que aún tengan sed de mundo romano pueden disfrutar de Historia Viva. Esta iniciativa, que cumple su segundo año, ofrece hasta el 31 de agosto visitas teatralizadas a diversos monumentos de la ciudad, como el Circo Romano, el Anfiteatro, el Pretorio, el Paseo Arqueológico, el Acueducto de las Ferreres y el Foro de la Colonia, de la mano de algunos de los grupos de reconstrucción que participan en Tarraco Viva.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada